Diseño de Ex Libris

ExLibris

Diseño de Ex Libris

Diseño editorial de Ex Libris para tampón de una sola tinta.

El árbol es un roble cuyas ramas se enredan y retuercen formando la expresión Ex Libris (el apéndice vertical de la R es una rama a medio partir que cuelga de la maraña). Los cuervos hacen las veces de puntos de las ies. Las iniciales del propietario aparecen grabadas a cuchillo, con surcos superpuestos, sobre la corteza del tronco.

Construcción de la imagen

A menudo al trabajar un diseño se puede tener una concepto claro de lo que se desea conseguir, pero a la vez no tener ni idea de como llevarlo a buen termino. Al estar limitado por el formato de destino a una sola tinta, e incluir un texto “enmarañado”, se presentaba como un problema el conseguir una correcta legibilidad y distinción de los elementos. Con el fin de obtener un resultado lo mas visualmente reconocible posible sin renunciar al concepto inicial, el diseño se realizo siguiendo varias de las reglas de la Gestalt; concretamente: la ley de la Dialéctica, ley del Contraste, ley del Cierre, ley de la Compleción y el Principio de Proximidad. Así mismo, se recurre a la interacción entre imagen y contraimagen a fin de explotar al máximo las posibilidades de una sola tinta.

El resultado es una imagen cuyas letras tienden a leerse mejor a cierta distancia, a medio camino entre la ilustración y el diseño.

Puesto que se supone que en la naturaleza no existen las lineas rectas (nunca he tenido claro si esto es totalmente cierto), las únicas que aparecen en este Ex Libris pertenecen a la forma del ataúd. Estas crean un contraste con el resto de la composición y sirven para enmarcar el esqueleto, destacándolo en una imagen dominada por la maraña de ramas y raíces. No obstante, estás, rodean poco a poco el ataúd, mientras la naturaleza reclama su espacio. Algunas de ellas han conseguido ya penetrarlo. Por supuesto, el lector-esqueleto permanece impávido, eternamente concentrado…